dijous, 16 d’abril de 2009

Reencuentros


¿Quién no ha visto alguna vez una versión de "Tú a Boston y yo a California"? El tema de las gemelas separadas al nacer que se encuentran casualmente pasados los años es, sin duda, muy recurrente en la factoría hollywoodiense desde la década de los 60; pues da lugar a comedias divertidas mediante una trama que se sirve de la confusión para mantener al público entretenido y atento en todo momento.

Puede que fuera ésta la intención que movió al famoso comediógrafo Plauto a escribir, hace más de 2.000 años, una de sus obras cumbre: Los Menecmos.
En ella se relata la búsqueda de Menecmo llevada a cabo por su gemelo Sosicles en tierras de Epidamno, en las que, tras varios embrollos, acaban reencontrándose.

Esta comedia sirvió también de precedentes a La comedia de las equivocaciones de Shakespeare, que comparte una temática casi idéntica; y de Las dos Carlotas de Kaestner (en las que se basan las películas ya mencionadas).

Y como suele ocurrir, la realidad supera con creces a la ficción, y actualmente proliferan los casos en los que parejas de gemelos se encuentran, sin saber de la existencia de su igual y se ven indemnizados por los errores cometidos en sus nacimientos. He aquí, aquí, aquí o aquí algunos ejemplos diferentes.

Así que después de estas señas, ¡ojo avizor!, nunca sabes si el conductor que te ha dado paso en el cruce o el cartero al que has abierto el portal esta mañana es tu Menecmo.

4 comentaris:

Mariló ha dit...

Feliciter, Natalia! Les teues intervencions al blog són sempre interessants. M'agradaria afegir una altra curiosa recreació de l'argument que ens exposes, l' exitosa producció de Broadway el 1938 The boys from Syracuse, en la mateixa línia del desenvolupament de Shakespeare. Y potser seria tema per a un altre post sobre Plaute, la influència de la seua "Aulularia" en "L'avare" de Molière, qui s'anima a recollir el repte?

elgreco ha dit...

Interesante el post, Natalia, y sobre todo, provocador de más estudios y artículos.
Gemelos o simplemente hermanos que se reencuentran era una temática habitual en la Comedia Nueva griega, cuyo máximo representante era Menandro. De esta Comedia Nueva tomaron los romanos muchos motivos (baste pensar en qué ciudades se desarrollan las acciones, siempre griegas, y los nombres de los personajes, por lo general griegos).
Muchas de las comedias de Menandro giran en torno a la superposición de diferentes equívocos, tradicionales en la Comedia Nueva, como el del destino de dos hermanos gemelos, expuestos, es decir, abandonados, por su padre y que a punto están de casarse entre sí; el de la desesperación del pretendiente de la muchacha que se cree traicionado por ésta, y el de la doble anagnórisis (ἀναγνώρισις) o reconocimiento, de los hermanos entre sí y del padre con respecto de sus hijos.
Si de la Comedia Nueva toma sus motivos la Comedia Latina plautina y terenciana, no le va a la zaga la novela griega, género bastante desconocido y que aconsejo vivamente, con mil y una peripecias de jóvenes hermosos enamorados al instante.
Y así destacamos Las Etiópicas o (Teágenes y Cariclea) de Heliodoro de Emesa, que es una novela barroca, en su composición, en su escenificación y en sus personajes. Por ello fue leída por los escritores barrocos europeos. Es la historia de dos castos y puros amantes, en fuga, hasta el final feliz, por una alucinante geografía. Contiene numerosas reflexiones moralizantes y se halla impregnada de intensa religiosidad. No está lejos de esta novela griega la obra cervantina Los trabajos de Persiles y Segismunda.
Otras novelas griegas de recomendable lectura son Dafnis y Cloe de Longo, Quéreas y Calírroe de Caritón de Afrodisias y Habrócomes y Antia de Jenofonte de Éfeso.

Alexandra ha dit...

La verdad es que una de mis peliculas favoritas de mi infancia era una version moderna de la que mencionas tu, llamada Tu a Londres y Yo a California, interpretada por Lindsay Lohan. El tema de los gemelos es siempre muy curioso e interesante.
Muy buen post!y muchas gracias por tus respuestas en mis posts.
un saludo

Edurne ha dit...

De pequeña también me encantaban esas versiones, los referentes griegos que nos atraen como cantos de sirenas como dice Mohamed xD
Mi preferida era esta http://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/3/3d/It_takes_two.jpg

Eso si deja mucho que desear de la comedia de Los gemelos.

¡Un saludo!