dilluns, 27 d’abril de 2009

Los SPA, una herencia romana


Las termas romanas eran recintos públicos destinados al uso de la población romana. En ellas se hacían baños tradicionales y destinados a actividades gimnásticas y lúdicas e incluso reuniones. Era un sitio done se relacionaba la gente. Los más abundantes eran los plebeyos, ya que no podían permitirse una en su casa. Se ofrecían diferentes tipos de salas: frigidarium, tepidarium y caldarium. Roma, a imitación de los griegos, además amplió las funciones de las termas: aguas curativas, masajes con esencias de productos y aceites, y principalmente el concepto de éstas como sitio para mantener una buena salud y de ocio.
Si nos damos cuenta los balnearios de hoy en día son la evolución de las termas, aunque hay que tener en cuenta que se sigue usando el término “termas” actualmente para lugares cuyas funciones son tratamientos terapéuticos y del estrés. En la época de los romanos se creía que los resultados curativos de las aguas eran debidos a la presencia delos dioses. Por esta razón se pueden encontrar lugares de culto asociados a termas de ahí la denominación actual de “SPA”, que viene del latín:" salus per aquam".
Por lo tanto seguimos viviendo en una civilización llena de lugares creados hace miles de años y que nos creemos que son un lujo de nuestra época. Se ha de decir que, incluso los circuitos que se usaban para las piscinas de diferente temperatura siguen siendo usados actualmente y se trata también de un lugar de ocio, pero está claro que hoy sabemos que sus resultados "milagrosos" son debidos a las propiedades de los minerales que presentan algunas aguas.

Como podéis observar nuestros balnearios o spas de hoy en día no se diferencian tanto de las termas de hace miles de años. Aquí os dejo una muestra de que tanto los circuitos de las termas romanos y los de los spas actualmente son básicamente iguales.

3 comentaris:

Elsa ha dit...

El post me ha gustado mucho, ojala poder estar ahí de relax! Creo que he ido más veces a las termas de Tarragona, que a algún spa.
Hoy, he visto un nuevo anuncio de telefónica por televisión. En este se representa esta información, que aunque no lo he podido encontrar por internet, en el aparece un número de la época romana preguntándole al 11822(es el número de servicio de Información de dicha empresa de móviles), por el teléfono de unas termas, y este le da el de un spa.
Es bastante curioso que el mismo día que leí tu post, vi inesperadamente este anuncio. Nada más, saludos!

Natalia ha dit...

¡Hola!

El post está genial, Esther, pero es que el vídeo ya es el no va más.¡No puede ser más completo! :)

También me ha hecho gracia el comentario de Elsa, porque yo también he estado en más termas que en ningún Spa(muy curioso que sea un acrónimo en latín de la frase “salus per aquam”, por cierto).

A ver si estoy atenta al anuncio de Telefónica.
¡Un saludo!

Sara ha dit...

Mis compañeras han dicho que han visitado más la termas de Tarragona que un SPA, y lo cierto es que a mí me pasa un caso parecido he visto las termas de Tarrragona pero no he ido nunca a un SPA! Aunque también me recuerda Esther, a las termas que vimos en Italia, te acuerdas? Por otro lado es muy curioso el acrónimo en latín jamás lo había pensado!!

Un beso!