dimarts, 26 de gener de 2010

El amor redentor no termina aquí!

Como una pequeña extensión del post de la Bella y la Béstia, publico este post. Ya que si hay algo interminable en la vida son los referentes clásicos! Para encontrarlos no hace falta ni buscarlos en mitos, ni libros, ni histórias, es tan fácil como estar escuchando cualquier tipo de música. Tropezando con un videoclip en Youtube de Julieta Venegas me dí cuenta que tiene mucho que ver con el post que publiqué hace sólo una semana sobre el mito del amor redentor.
En este video podemos apreciar perfectamente ese arquetipo, que una vez más comprobamos que tiene la sociedad siempre en mente, esa béstia que vuelve en sí a través del amor. En este caso, es exactamente lo mismo, un monstruo y la dama redentora.
Además, si se presta atención, puede descubrirse la aparición de otros personajes tomados de la mitología del mundo clásico.
Haced click aquí para ver el video!

3 comentaris:

Sofía ha dit...

la canción me gustó en su momento pero el videoclip, no. Y todavía menos cuando sale ella con unos cerdos de la mano, o no se que son xD. La canción pasa pero el videoclip, repito, ¡no!.


:)

Mariló ha dit...

Estimada Sofía, per entendre millor que la bella protagonista del videoclip vaja en companyia d'animalons, et suggeriria que et rellegires atentament el post anterior de Marta, del qual aquest és una petita ampliació. Potser així no et resultarà extrany que la "bella" vaja de la maneta amb "besties"!

Sofía ha dit...

¡no, si en realidad si lo entiendo! Se supone que Julieta Venegas sería Europa y el "bicho" ese sería Zeus! Aunque algo que no es igual es que en el mito, a Zeus lo pintan de hermoso y más adjetivos favorables, pero sin embargo en el clip, el lobo ese o lo que sea, de bonito no tiene nada y la Bestia tampoco. Pero de todos modos, se supone que tanto en la Bella y la Bestia como en el videoclip, los protagonistas se quieren, aunque no sean fisicamente agraciados, al igual que en el mito del rapto de Europa.

En realidad la canción lo dice: ...yo te quiero con limón y sal, yo te quiero tal y como estás, no hce falta cambiarte nada...