dimarts, 13 d’abril de 2010

De los anfiteatros a las plazas de toros!

En la actualidad tenemos un edificio, conocido por todos del cual podemos disfrutar siempre que queramos, eso sí para aquellas personas que les gusten las corridas de toros. Estas plazas no son nuevas de ahora sino que hacen referencia a un edificio mucho más antiguo, como son los anfiteatros, en los cuales también se realizaban espectáculos públicos inspirados en la lucha y en la caza en los que participaban gladiadores, fieras...etc Esto tiene más relación de la que nos pensamos con la tauromáquia, una palabra de origen griego, que significa la lucha que se mantiene entre el toro y su vencedor.
Aunque todos pensamos que estas actividades realizadas hoy en día con toros es de ahora, ya que en los anfiteatros se hacían con animales salvajes como, leones,tigres..incluso a veces tiburones, nos equivocamos. Los toros son un animal que ya se utilizaba en la antigüedad clásica para ello sólo tenemos que recurrir a los rituales de las sacerdotisas de Lídia, los cuales se ven representados en los frescos del palacio de Cnosos que muestran un espectáculo acrobático sobre el toro en el que participan sacerdotisas y muchachos. Estos se aferraban de los cuernos del toro, se lanzaban hacia atrás y daban saltos acrobáticos sobre el animal. Según el arqueólogo Arthur Evans este es un ritual religioso en honor a la diosa de la ciudad, en el que el toro moría en el ruedo. Además, es imposible ignorar la leyenda del Minotauro. En ella se cuenta que Minos, rey de la ciudad, llamó a Dédalo para que construyera un laberinto con el fin de encerrar en él al minotauro (bestia mitad hombre, mitad toro). Como vemos este animal era muy representado en la antigüedad clásica.

4 comentaris:

Marco Aurelio ha dit...

Algún anfiteatro romano bien conservado de la antigua Galia es escenario de corridas de toros, aparte de recrear las luchas de gladiadores.
No me cuadra eso de las sacerdotisas de Lidia en los frescos de Cnosos. Lidia es una región de Asia Menor, con capital en Sardes, de la que fue rey el mítico Creso. No parece que tenga mucho que ver con Creta. A no ser que te refieras a la lidia de un toro, que va en minúscula y sin acento (bueno, igual que la región: Lidia; como tauromaquia, por otra parte).

Los ejercicios acrobáticos sobre toros me recuerdan a los recortadores y al rodeo americano, como he visto aquí.

Sofía ha dit...

Con que sacerdotísas de Lídia... ¿osea que los toros que ahora se utilizan en las corridas, los llamados toros de lídia, deben su nombre de éstas sacerdotisas?

:)

Epaminondas ha dit...

En absoluto, Sofía. El nombre propio Lidia, la región de la Anatolia, con capital en Sardes, proviene del latín Lidya, a partir del griego Λυδία. La etimología se puede leer aquí
Por su parte, la palabra "lidia", en cuanto "combate, lucha", que aparece en la expresión "toro de lidia" procede del verbo "lidiar" y éste del latín "litigare" que significa "luchar" y que, por vía culta, ha quedado en "litigar", usado en el campo del derecho como sinónimo de "pleitear".
En resumen, NADA tiene que ver Lidia, y sus sacerdotisas, con los toros de lidia.
Por otra parte, creo que Marco Aurelio quería hacerle notar esto a Marta: que en un fresco de Creta no pintan nada unas sacerdotisas de Lidia.
Seguramente, según todas las fuentes, sí que serían jóvenes sacerdotisas las que participaban en estas acrobacias tauromáquicas, pero sacerdotisas cretenses, sin duda.
De todas formas, el comentario del citado Marco Aurelio queda un poco confuso, aparte de picajoso y un tanto irónico, por cierto.

Sofía ha dit...

Ah, vale, todo aclarado por lo que a mi respecta. Muchas gracias Epaminondas :)